Audi Q8 e-tron: mucho más que un cambio de identidad

El Audi e-tron, pionero entre los SUV eléctricos de la clase de lujo, se renueva profundamente para convertirse en el Audi Q8 e-tron, un modelo que impresiona por su mayor eficiencia, baterías con más capacidad y una potencia de recarga optimizada, convirtiéndose en una alternativa real de movilidad sin emisiones incluso para viajes de largo recorrido.

Artículo escrito por AUDI
28-03-2023

Jugada maestra. Así podemos calificar la manera en la que Audi ha afrontado la renovación del e-tron, el SUV de propulsión cien por cien eléctrica con el que la marca de los cuatro aros inició en 2018 su transición hacia la electromovilidad, y que ahora se ha convertido en el Audi Q8 e-tron.

 

El nuevo diseño no deja lugar a la duda: los mires por donde los mires, cada uno con su carácter, tanto el nuevo Q8 e-tron como el Q8 Sportback e-tron, la variante con carrocería de estilo coupé, se identifican claramente como modelos de propulsión eléctrica de la marca de los cuatro aros; pero también dejan bien claro que ahora pertenecen a la familia Q8, que representa lo más en la gama SUV de Audi.

Entre los muchos cambios estéticos llaman la atención el nuevo logo bidimensional, la impresionante parrilla Singleframe luminosa opcional y, sobre todo, cómo Audi ha conseguido optimizar aún más la aerodinámica, para dejar el Cx en 0,27 en el SUV y en 0,24 para el Sportback. El efecto de esta mejora va mucho más allá de las sensación visual de ligereza que transmite el Q8 e-tron al contemplarlo desde fuera: menor resistencia al avance también es sinónimo de un mayor confort acústico en el habitáculo y suma muchos puntos a la hora de mejorar la autonomía.

 

Batería de mayor capacidad y más potencia de carga
Precisamente la eficiencia es una de las armas más afiladas de este nuevo Q8 e-tron, que ahora no sólo puede llegar mucho más lejos, sino que también lo hace más rápido. Y aquí cobran especial protagonismo las nuevas baterías, con mayor capacidad y una mayor densidad energética. La batería es de 89 kWh (95 kWh brutos) para el Q8 50 e-tron, que rinde una potencia de sistema de 250 kW; y de 106 kWh (114 kWh brutos) para el Q8 55 e-tron, con 300 kW. Ambos cuentan con dos motores eléctricos, uno en el eje trasero y otro en el delantero. Para los Audi SQ8 e-tron, que también equipan la batería de mayor capacidad, se utilizan dos motores en el eje trasero, y la potencia de sistema alcanza los 370 kW.

La autonomía según la norma WLTP aumenta entre un 30% y un 40%, según versiones, lo que permite homologar hasta 595 km en ciclo combinado en el caso del Q8 Sportback 55 e-tron. Y lo que es más importante: con mayor facilidad y rapidez para recargar, gracias a una potencia de carga con corriente continua que aumenta hasta los 170 kW y a una curva de carga optimizada. Esto permite pasar del 10 al 80% de capacidad en apenas media hora, o recuperar más de 120 km de autonomía en diez minutos. El Q8 e-tron también estrena la función Plug & Charge, que forma parte del equipamiento de serie y facilita la recarga al permitir la identificación y la facturación automáticas en las estaciones de recarga compatibles, simplemente conectando el cable de carga.

 

Nuevas opciones de alta tecnología
Más allá de los cambios en diseño, la optimización de los motores, las baterías de mayor capacidad o una nueva puesta a punto del chasis orientada a ofrecer el mejor equilibrio posible entre confort y deportividad, el nuevo Audi Q8 e-tron también aporta interesantes novedades en lo referido al equipamiento de seguridad y confort.

 

Entre ellas destacan los faros Digital Matrix LED, que hacen que conducir de noche sea tan seguro y cómodo como hacerlo de día, gracias a nuevas funciones como la luz de carril y la luz de orientación en autopista, la luz de orientación en carreteras secundarias o la luz de información de tráfico ampliada. También es novedad el Audi remote remote park assist, con el que aparcar en plazas estrechas no será un problema, al poder controlar fácilmente la maniobra desde un smartphone utilizando la app myAudi.

 

El Q8 e-tron también es uno de los primeros vehículos compatible con holoride, el innovador sistema de entretenimiento a bordo con realidad virtual, que integra en tiempo real los movimientos del vehículo en la experiencia virtual a bordo. Este sistema revoluciona la manera en la que entendemos los viajes en coche, al permitir a los pasajeros disfrutar de todo tipo de formatos multimedia -juegos, películas, etc- de una forma mucho más inmersiva, utilizando unas gafas de realidad virtual.

 

Gama y precios para el mercado español
En el mercado español la versión de entrada a la gama del nuevo SUV eléctrico es el Q8 e-tron 50 Advanced, que tiene una dotación de serie completísima y un precio que parte de 84.610 euros; la versión Q8 e-tron 55, con la batería de mayor capacidad y este mismo acabado, tiene un precio de 94.610 euros. En los dos casos se puede optar por las versiones Sportback, con un sobreprecio de 2.500 euros. Los modelos más potentes y deportivos, el SQ8 e-tron y el SQ8 Sportback e-tron, llegarán al mercado a finales de mayo.

Por encima del acabado Advanced la edición S line realza el carácter deportivo del Q8 e-tron con elementos como la línea exterior S line, el paquete interior S line, la suspensión neumática con reglajes específicos, volante deportivo, llantas de 19 pulgadas de diseño aerodinámico y el paquete de asistentes City. Este acabado supone un sobreprecio de 5.500 euros respecto a la línea Advanced. Y para un mayor nivel de personalización, además del amplísimo catálogo de opciones, Audi ofrece la posibilidad de elegir los paquetes de equipamiento preconfigurados Confort, Premium y Black.


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Síguenos y comparte

MOVILOC

BNP PARIBAS CARDIF

MEETECH

ALIANZAS

NEUTRAL IN MOTION

TECH4FLEET