Del vehículo “bien” al vehículo “servicio”

El peso del sector del renting sobre el total de matriculaciones de vehículos en España se sitúa en el 25,4% durante el primer semestre de 2021, lo que supone 141.323 matriculaciones en lo que va de año y un 61,8% más en comparación con los datos del ejercicio anterior.
14-09-2021

Esta tendencia al alza se ha consolidado a lo largo de los últimos años y uno de cada cuatro vehículos matriculados ya no lo son en régimen de propiedad, sino de uso.

 

Tradicionalmente, el renting ha estado más relacionado con grandes empresas y trabajadores autónomos. Sin embargo, y aunque estos siguen apostando por él, lo cierto es que esta alternativa a la “tenencia y propiedad de un vehículo” es una preferencia que también continúa creciendo entre los particulares y cada vez son más los conductores que dejan de considerar el vehículo como un “bien deseado” para hacerlo como un “servicio necesario”.

 

En definitiva, la sociedad evoluciona hacia un nuevo modelo de uso del vehículo donde se deja de “poseerlo” y se pasa a “utilizarlo”.

 

Esta nueva concepción obliga a repensar los roles y obligaciones de Administraciones, también de los titulares, y las nuevas demandas de los usuarios, así como la reordenación de nuevos servicios en torno a ellos y una nueva planificación urbanística integral del conjunto de la ciudad.

 

 

Pero sobre todo, en los próximos años deberá producirse un cambio radical en la normativa que regula el vehículo y su uso. Actualmente, todo el diseño del sistema está basado en que el propietario del vehículo, que así consta en los correspondientes Registros, es quien hace uso del él. Ocurre así, por ejemplo, en las diferentes administraciones y gobiernos al sancionar a vehículos que infringen, presumiendo que propietario y conductor son la misma persona.

 

En un futuro, que por otra parte ya está aquí, la norma deberá entender este concepto y atribuir correctamente los roles y responsabilidades a quien realmente le corresponde, suponiendo que existe una diferencia entre la propiedad y quien hace uso del vehículo.

 

A todo lo anterior se unirá la integración cada vez mayor de aquellos elementos técnicos del vehículo que irán permitiendo una conducción cada vez más asistida y autónoma, donde el factor humano tiene (afortunadamente) menos capacidad de equivocarse.

 

La norma relacionada con el vehículo y su circulación deberá pasar entonces por un profundo proceso de cambio. Elementos como la responsabilidad civil, la atribución de la responsabilidad administrativa en caso de infracciones, las obligaciones relacionadas con el vehículo y el conductor, la formación vial o la tributación en función del uso o la propiedad pasarán a formar parte del debate.

 

En todo este contexto, y como empresa colaboradora de la Asociación Española de Renting (AER)PONS Seguridad Vial ofrece a sus 17 empresas asociadas servicios de consultoría y formación en materia de seguridad vial laboral (SVL), Movilidad Responsable, normativa y certificaciones que avalen el compromiso con la sociedad, para ayudar a que el servicio de renting se afiance definitivamente en ciudadanos y empresas, a la vez que lograr alcanzar una movilidad más segura y respetuosa con el medio ambiente.


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Síguenos y comparte

Auto 1

PONS


A %d blogueros les gusta esto: