El sistema Interlock, una oportunidad para garantizar la seguridad en las flotas de vehículos

En los últimos años, el renting se ha convertido en una tendencia al alza para las empresas, que han empezado a valorar este servicio como una oportunidad para el transporte de sus empleados y la distribución.

10-03-2020

Como medidas de precaución, las empresas de flotas están implementado los sistemas tecnológicos de sus vehículos con el fin de adaptar el servicio a un entorno sostenible, conectado y más seguro para los conductores. Pero, ¿están los vehículos preparados para la protección de los conductores frente al consumo de alcohol y drogas?

 

Los últimos datos sobre siniestralidad vial revelan que la prevención al volante es una de las medidas esenciales para reducir los accidentes de tráfico. En 2018, más del 40% de los conductores fallecidos había consumido alguna de estas sustancias perjudiciales para la salud. Esta situación podría cambiar si los vehículos incorporasen el sistema Interlock, un etilómetro que permite medir el grado de alcoholemia en aire espirado. Este dispositivo de última generación incorpora un inmovilizador del vehículo que solo desbloquea el arranque del motor si los resultados de una prueba inicial de medición de alcohol son favorables para la conducción.

 

Desarrollado por la compañía alemana Dräger, el Interlock tiene una función preventiva; es decir, promueve una actitud responsable al volante, por lo que garantiza que los conductores de las flotas van a realizar sus desplazamientos con todas las medidas de seguridad en cuanto al consumo de alcohol o drogas. Asimismo, está evidenciado de forma científica y sus más de 25 años de experiencia en el sector han demostrado que su empleo contribuye a impulsar hábitos saludables y a reducir la siniestralidad.

 

 

Países como Estados Unidos y Canadá fueron precursores en el empleo de estos equipos con el fin de identificar infractores y comportamientos de riesgo en carreteras. Otros estados europeos, como Francia o Suecia, han ido otro paso más allá y lo han incorporado a los vehículos de transporte de pasajeros o mercancías peligrosas, entendiendo con ello, que protegen a los usuarios en servicio y al resto de viajeros en circulación.

 

La Unión Europea se ha percatado de la necesidad de que los vehículos refuercen la seguridad con el objetivo de reducir los accidentes de tráfico. Así, a partir de mayo de 2022 los automóviles de nueva fabricación tendrán que incorporar sistemas tecnológicos, entre los que se encuentra la interfaz que posibilite instalar el sistema Interlock. Con este dispositivo, se cumple con la normativa de tráfico y se atiende a la Ley de Protección de Riesgos Laborales (31/1995) que vela por la seguridad y salud de los empleados.


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Grupo Easo Motor

SIXT

SIXT

A %d blogueros les gusta esto: