La gama TFSIe de Audi: lo mejor de dos mundos

La familia TFSIe de Audi cuenta ya con más de una decena de modelos híbridos enchufables que combinan eficiencia y prestaciones con la experiencia de conducción eléctrica y las ventajas de la Etiqueta “0” emisiones de la DGT.
04-03-2021

La firme apuesta por la electrificación de Audi es un hecho: el fabricante alemán cuenta en la actualidad con una de las gamas de vehículos electrificados más completas. Dentro de su oferta encontramos modelos con tecnología de hibridación ligera Mild Hybrid (MHEV), cien por cien eléctricos (e-tron) y los avanzados híbridos enchufables (TFSIe).

 

 

En concreto, la ofensiva de la marca en cuanto al lanzamiento de vehículos híbridos enchufables contempla contar con un modelo TFSIe en cada segmento del mercado. Y con las recientes incorporaciones ya son nada menos que 11 las alternativas que ofrece Audi con tecnología TFSIe: desde el compacto A3 Sportback, hasta el buque insignia de la gama, el Audi A8 TFSIe; pasando por la berlina Audi A6 y su variante familiar el A6 Avant; el coupé de cuatro puertas A7 Sportback; o la familia Q. Prácticamente todos los SUV de Audi ofrecen ya versiones TFSIe: el Audi Q3 y el Q3 Sportback, los nuevos Audi Q5 y Q5 Sportback, así como los modelos Q7 y Q8. En muchos de estos vehículos la oferta híbrida se desdobla en dos versiones de potencia, una más orientada al confort y otra más prestacional, asociada a los acabados más deportivos.

 

La firme apuesta por este tipo de mecánicas tiene una clara razón de ser: cada vez son más los usuarios que se sienten atraídos por la versatilidad de uso y las ventajas de la gama TFSIe de Audi. Una tecnología que combina los motores de combustión TFSI con la propulsión eléctrica, para ofrecer lo mejor de dos mundos.

 

Toda la gama de modelos híbridos enchufables de Audi permite completar la gran mayoría de los trayectos diarios sin consumir combustible. La autonomía en modo eléctrico según el ciclo WLTP llega a superar los 70 km en algunos modelos, tras la última actualización recibida por las versiones TFSIe de las gamas Audi Q5, A6 y A7, que han visto aumentada la capacidad de su batería. Precisamente, uno de los modelos más interesantes para el mercado de renting es el A6 TFSIe, al que se acaba de sumar la carrocería Avant en el mercado español con la versión A6 Avant 50 TFSIe quattro.

 

Centrándonos en el uso, en caso de agotar la carga de la batería o a la hora de emprender un viaje de larga distancia, no hay limitación de autonomía respecto a un vehículo con un sistema de propulsión convencional. Y el funcionamiento en modo híbrido no solo permite alcanzar una cifra de potencia y unas prestaciones que, de otro modo, solo sería posible recurriendo a motores con más cilindros y cilindrada, sino que también hace posible que los consumos y las emisiones homologadas se queden en niveles mínimos.

 

Además, gracias a su capacidad de carga de hasta 7,4 kW, la tarea de recargar su batería puede completarse en apenas dos horas; o cómodamente durante la noche, utilizando una toma de corriente doméstica. Conectando el vehículo a sus smartphones a través de la aplicación MyAudi, los usuarios pueden comprobar de forma remota cuál es el estado de la batería, la autonomía restante, comenzar o finalizar el proceso de recarga o comprobar las estadísticas de carga y de consumo, entre otras funciones.

 

A todas estas ventajas hay que sumar las que otorga el contar con el distintivo “0” emisiones de la DGT que lucen todos los modelos TFSIe de Audi. Entre las más importantes: no les afectan las restricciones en episodios de alta contaminación, quedan exentos del pago en las zonas de estacionamiento regulado, pueden circular por los carriles de alta ocupación y, dependiendo de la Comunidad, disfrutan de descuentos en peajes e impuestos.

 

La gama de híbridos enchufables de Audi se adapta las necesidades de cada cliente. Los 11 modelos que la integran utilizan sistemas de propulsión basados en tres motores TFSI de gasolina, dos de cuatro cilindros -1.4 TFSI y 2.0 TFSI–  y el V6 TFSI de 3.0 litros, más un motor eléctrico integrado en la caja de cambios y la correspondiente batería. El rango de potencias de sistema comprende versiones entre los 150 kW (204 CV) y los 340 kW (462 CV), y la autonomía en modo eléctrico alcanza hasta los 73 km.

 


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Síguenos y comparte

Auto 1

PONS


A %d blogueros les gusta esto: