La Visión Eléctrica de Honda, un compromiso sostenible por el medioambiente y las bajas emisiones

Los cambios en el comportamiento de los consumidores evidencian el rápido avance hacia la electrificación en el mundo de la automoción. La presión de la ciudadanía y de las instituciones para reducir las emisiones fomenta la innovación en la lucha contra el cambio climático. Un cambio que pone el foco en la descarbonización de la economía en la producción de vehículos.

28-04-2020

De aquí al 2030, la industria de la automoción está llamada a lanzar al mercado sus propuestas para cumplir con los nuevos estándares y normativas de calidad del aire, marcados por la agenda sostenible. Con el objetivo de dejar la menor huella de carbono posible, Honda ha asumido la responsabilidad de situar la “Visión Eléctrica” como hoja de ruta para electrificar el 100% de sus principales automóviles en Europa para el año 2022.

 

Retos imperecederos

En los años 70, la contaminación atmosférica amenazaba a las grandes ciudades norteamericanas. La Agencia de Protección Medioambiental estableció unos límites al consumo de combustible hasta entonces inauditos. Frente a ese contexto, los ingenieros de Honda fueron capaces de lanzar el primer Honda Civic en 1972, un icono equipado con un motor CVCC capaz de cumplir con la estricta normativa de la Clean Air Act.

 

Ahora el reto es mucho más mayúsculo. Ha llegado el momento para ingeniar y ofrecer las mejores soluciones, que cumplan con las expectativas de la ciudadanía, con los requisitos de las autoridades y las necesidades del planeta. Por ello, Honda ha confirmado el lanzamiento de seis modelos electrificados de aquí al 2022, entre los que se encuentran el Honda e, y la nueva generación de Honda Jazz.

 

Eficiencia energética

Tras la llegada del Honda CR-V Hybrid, el nuevo Honda e supone el punto de partida de la Visión Eléctrica al representar el primer vehículo eléctrico de baterías para el mercado europeo. El urbano se ha diseñado tomando como referencia la funcionalidad y el uso diario, sin prescindir de las exigencias de diseño y comodidad. Para resaltar su compromiso, el Honda e irá acompañado del Honda Power Charger, un sistema de carga doméstico con potencia máxima, de 7,4 kW o de 22 kW según la fuente de alimentación, que permite cargar el vehículo al 100% en 4,1% horas.

 

El segundo paso en el camino es la nueva generación de Honda Jazz Hybrid, previsto para el verano. El urbano compacto de Honda explora nuevas maneras de dar respuesta a las necesidades de los conductores actuales, incorporando de base un nuevo sistema híbrido de dos motores. El sistema cambia automáticamente entre los diferentes modos de conducción, combinando el uso del motor de combustión con la potencia eléctrica de la batería para proporcionar la máxima eficiencia energética sin requerir ninguna intervención adicional del conductor.

 

Visión de futuro

Todavía hacen falta muchos esfuerzos para conseguir los propósitos para el 2030, pero las mejoras en el desarrollo de motores cada vez más eficientes, híbridos y eléctricos, marcarán la evolución de la automoción, destinada a convertirse en el nuevo estándar. Honda es muy consciente de la creciente responsabilidad por un futuro más sostenible. Por ello trabaja por la mejora permanente del medioambiente a través de su Visión Eléctrica. Alcanzar hoy la movilidad del futuro. Una movilidad que minimice los residuos y que permita conseguir una conducción más segura, aerodinámica y flexible.


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Grupo Easo Motor

SIXT

SIXT

A %d blogueros les gusta esto: