Michelin y la electromovilidad: innovación que impulsa el futuro

Durante más de 135 años, Michelin ha desplegado toda su capacidad de innovación para desarrollar los mejores neumáticos para los vehículos más exigentes, superando desafíos que  colocan al fabricante francés como el mejor posicionado para afrontar los retos asociados a la electromovilidad.
Artículo escrito por MICHELIN
09-05-2024

La electrificación en el sector del transporte es imparable. Fabricantes de todo tipo de vehículos apuestan por esta solución para responder a los desafíos que presenta el cambio climático, y las previsiones apuntan a que, para el año 2030, un 50% de los vehículos de nueva matriculación serán de propulsión eléctrica.

Una transformación así no solo cambia la forma de entender la movilidad, sino también la concepción y los procesos de fabricación de los vehículos, lo que supone un gran reto también para los neumáticos. Por sus características relacionadas con un mayor peso debido a la batería, su elevado par motor, la capacidad de frenada regenerativa, la necesidad de ofrecer la mayor autonomía posible y su funcionamiento silencioso, los vehículos eléctricos son especialmente exigentes con los neumáticos, que deben ofrecer la durabilidad necesaria para soportar el peso extra del vehículo y su gran capacidad de aceleración inicial, además de una baja resistencia a la rodadura.

 

En la actualidad, todos los neumáticos Michelin son compatibles con los vehículos eléctricos

Las innovaciones, las tecnologías y las características técnicas que Michelin aplica a sus neumáticos responden perfectamente a las necesidades de los vehículos eléctricos en términos de seguridad, duración, eficiencia energética, resistencia a la carga y ruido de rodadura, por lo que todos los neumáticos Michelin, incluyendo las gamas de verano, invierno, All Season o de altas prestaciones,  son compatibles con todas las tecnologías de vehículos, ya sean de propulsión térmica, híbridos, híbridos enchufables, eléctricos e incluso con pila de combustible de hidrógeno.

 

Además, Michelin ha desarrollado gamas específicas para los vehículos electrificados que mejoran prestaciones como la autonomía de la batería y la duración del neumático. Es el caso de los MICHELIN e.Primacy y MICHELIN Pilot Sport EV para turismos, diseñados para ser “eco-responsables” teniendo en cuenta el análisis de todo su ciclo de vida y su impacto medioambiental; o de los MICHELIN City Grip Saver destinado a scooters eléctricos, MICHELIN e-Wild para bicicletas MTB eléctricas y MICHELIN X Incity EV para autobuses eléctricos.

 

No es casualidad, por lo tanto, que Michelin sea el socio preferido para los principales fabricantes de automóviles: Michelin cuenta con cerca de 300 homologaciones de vehículos eléctricos, acumula ya 10 años de experiencia con los principales fabricantes de vehículos eléctricos, colabora con más de 50 marcas en todo el mundo y equipa a casi el 75 por ciento de los fabricantes de vehículos eléctricos en Europa.

 

Una historia de innovación y progreso

La anticipación que Michelin ha mostrado ante las necesidades de los vehículos eléctricos está directamente relacionada con su liderazgo tecnológico y su capacidad de innovación. De hecho, ya en 1989, “La Jamais Contente”, el primer vehículo que superó los 100 km/h de velocidad máxima, estaba propulsado por un motor eléctrico y equipado con neumáticos Michelin. La seguridad, la duración y la resistencia a la rodadura forman parte del ADN de Michelin, que en los últimos 20 años ha logrado mejorar la eficiencia de su gama de neumáticos para turismos en más de un 20%, sin comprometer el resto de prestaciones.

 

Para ello, el grupo Michelin cuenta con un departamento de Investigación y Desarrollo en el que trabajan alrededor de 6.000 ingenieros, químicos y desarrolladores, y destina importantes inversiones a este campo, que en los últimos años se ha venido superando de manera recurrente los 650M€.

 

En este sentido merece la pena resaltar la apuesta de Michelin por la competición como laboratorio de innovación para acelerar el desarrollo de los mejores neumáticos y soluciones sostenibles que llevan a sus socios a lo más alto en los circuitos, y trasladar esas innovaciones a sus neumáticos de calle, con el objetivo de conseguir que todos sus neumáticos sean 100% sostenibles para 2050.

 

Además del neumático con un 63% de materiales sostenibles para el prototipo de competición H24 GreenGT propulsado por hidrógeno y presentado en las 24 Horas de Le Mans el pasado año, el ejemplo más reciente de los muchos avances que Michelin ha realizado en este sentido es el nuevo neumático MICHELIN Power Slick MotoE para la nueva temporada de la competición de motocicletas eléctricas, que están fabricados con una media del 50% de materiales renovables y reciclados, entre los que se incluyen como materias primas el caucho natural, neumáticos reciclados, cáscara de cítricos, resina de pino y aceite de girasol, entre otros.


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Síguenos y comparte

MOVILOC

BNP PARIBAS CARDIF

MEETECH

ALIANZAS

NEUTRAL IN MOTION

TECH4FLEET