Moves III: un reto de gestión para las empresas de renting

El fenómeno del cambio climático, y el problema de la calidad del aire por la contaminación creciente, sobre todo en zonas urbanas, hacen cada vez más necesario el desarrollo de estrategias, políticas y comportamientos coordinados entre los ámbitos público y privado.

Artículo escrito por
SERVICIOS GENERALES IMPORGÉS

05-10-2021

Teniendo en cuenta que el transporte es un sector que consume más de un 40% de la energía en España, y que, de este, el transporte por carretera representa un 80% (casi en su totalidad dependiente de derivados del petróleo, y por tanto muy contaminante), actuar sobre el sector del transporte se convierte en un objetivo prioritario para las políticas de mejora ambiental. Se hace necesario, plantear medidas que promuevan una movilidad sostenible, fomentando el cambio hacia modos de transporte más sostenibles, que utilicen energías alternativas a los combustibles fósiles convencionales. Estas tecnologías siguen representando hoy en día un reto y una oportunidad desde un punto de vista industrial, tecnológico, y medioambiental

 

En esta línea, las administraciones vienen poniendo en marcha desde hace más de una década distintas actuaciones para impulsar el vehículo de energías alternativas, tanto desde el punto de vista industrial como de promoción de la demanda y de la infraestructura (planes Movele, Movalt, Movea, Moves, …). MOVES III ha sido el último puesto en marcha a nivel nacional.

 

Con el objetivo de promover la electrificación de la movilidad, el impulso a la industria y al sector empresarial asociado, y siguiendo la línea de ediciones anteriores, el Programa MOVES III actual cuenta Cofinanciado por los fondos europeos, cuenta con una dotación de fondos bastante más fuerte que sus antecesores (400 millones de euros que se reparten entre sus dos actuaciones) y un horizonte temporal que abarca varios años y que, por tanto, le da mayor continuidad temporal.

 

No cabe duda de que este tipo de ayudas constituyen un incentivo muy interesante desde el punto de vista de la demanda, teniendo en cuenta el elevado coste que todavía tiene el vehículo eléctrico con respecto a los vehículos de tecnologías convencionales. El plan facilita renovación de vehículos tanto a particulares, como a autónomos, empresas y administraciones públicas, permitiendo acogerse a un número más elevado de vehículos por beneficiario que en anteriores convocatorias, lo que será muy positivo para renovaciones de flotas.

 

Por otro lado, pueden beneficiarse de ella las operaciones de renting, sector este que juega un papel fundamental en la necesaria transición a vehículos más sostenibles desde el punto de vista medioambiental, dada la creciente penetración del sector renting en el mercado, así como el peso cada vez mayor de las matriculaciones de vehículos incentivables en el total de operaciones de renting.

 

Pero todas estas ventajas pueden verse ensombrecidas por la dificultad a la que, en la realidad, se enfrentan las empresas de renting a la hora de gestionar las operaciones de sus clientes. El modelo de gestión de Moves III es el mismo que en ediciones anteriores: se establecen unas bases generales aplicables a nivel nacional, pero la gestión se descentraliza en la Comunidades Autónomas. Esto supone que cada CCAA puede añadir o modificar requisitos, documentación, o establecer su propio modo de gestión (ayudas gestionadas por los concesionarios, ayudas gestionadas por los beneficiarios con o sin representante, exigencia o no de firmas electrónicas, …). Teniendo en cuenta que las empresas del sector del renting operan a nivel nacional, aquellas que quieran facilitar a sus clientes soporte o tramitación de Moves III se deben enfrentar a 19 convocatorias, cada una de ellas con sus particularidades diferenciales.

 

Un auténtico “reto”, al que tendrán que dedicar recursos internos, o bien podrán contar con la ayuda de empresas expertas en gestiones administrativas y con sólida experiencia en este tipo de gestiones, como Imporges.

 

A pesar de todo esto, no cabe duda de que ayudas de este tipo son siempre muy positivas para el sector y para la sociedad, y todas aquellas que vayan llegando serán muy bien recibidas, como las recién anunciadas por el futuro programa MOVES Grandes Flotas, del que se podrán beneficiar aquellas empresas que deseen renovar flotas de más de 500 vehículos en el ámbito de más de una comunidad autónoma. El presupuesto de este plan será de 50 millones en 2021 ampliables en 2022 y 2023 y con cargo a fondos del PRTR. Confiemos en que, en este caso, se simplifique algo el procedimiento de gestión.

 

Esperanza Lara
Servicios Generales IMPORGES


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


Síguenos y comparte

Auto 1

PONS


A %d blogueros les gusta esto: