Volvo XC40 Recharge eléctrico puro: el primer vehículo eléctrico de Volvo y uno de los más seguros en la carretera

El avance de los vehículos eléctricos es el mayor cambio que se ha producido en la historia del automóvil. Por primera vez en más de un siglo, los vehículos se mueven sin un motor de gasolina o diésel bajo el capó y llevan en su lugar una batería, lo que modifica por completo su naturaleza.
06-04-2021

El objetivo de Volvo Cars para 2025 es que el 50% del volumen de ventas globales corresponda a vehículos totalmente eléctricos y el resto híbridos. Para 2030, el objetivo es que todos los modelos que se comercialicen sean eléctricos puros.

 

El XC40 Recharge eléctrico puro tiene todo lo que los clientes esperan de un Volvo, más un motor totalmente eléctrico, de tecnología avanzada y tracción integral, que ofrece una autonomía de más de 400 km (WLTP) con una sola carga y una potencia de 408 CV. La batería se carga al 80% de su capacidad en 40 minutos con un sistema de carga rápida.

 

El XC40 eléctrico incluye un compartimento de carga frontal exclusivo de este modelo: se encuentra debajo del capó delantero y ofrece 30 litros de espacio de carga adicional porque el motor eléctrico ocupa menos espacio que el de combustión.

 

En el interior, una nueva interfaz de conductor, diseñada específicamente para vehículos eléctricos, mantiene al conductor informado sobre los datos relevantes, como el estado de la batería, mientras que el paquete de diseño interior incluye detalles de estilo deportivo y alfombrillas de materiales reciclados.

 

 

Independientemente de que el vehículo se mueva gracias a una máquina eléctrica o a un motor de combustión, un Volvo siempre debe ser seguro.

 

Tomando como base las excelentes normas de seguridad del XC40 original, los ingenieros de seguridad de Volvo Cars han tenido que rediseñar y reforzar por completo la estructura frontal para hacer frente a la ausencia de motor, satisfacer los estrictos requisitos de seguridad de Volvo Cars y mantener a los ocupantes tan seguros como en cualquier otro Volvo.

 

Asimismo, para mantener la batería intacta en caso de colisión, Volvo Cars ha desarrollado una jaula de seguridad formada por un marco de aluminio extruido incrustado en la parte central de la estructura de la carrocería que protege la batería creando una zona deformable alrededor de ella.

 

En cuanto a los sistemas de seguridad activa, el XC40 Recharge eléctrico puro es el primer modelo Volvo equipado con una nueva plataforma de sensores de ultrasonidos, radares y cámaras de sistemas avanzados de ayuda al conductor (ADAS, Advanced Driver Assistance Systems), con un software desarrollado por Zenuity, la empresa conjunta de Volvo Cars y Veoneer.

 

El pasado 2 de marzo, Volvo Cars presentó el Volvo C40 Recharge eléctrico puro que comenzará a producirse el próximo otoño en la Fábrica de Gante (Bélgica) al igual que el XC40 Recharge eléctrico puro.

 

Tras estos dos modelos, Volvo Cars tiene previsto lanzar otros modelos eléctricos en los próximos años.


La AER no asume responsabilidad alguna derivada de los artículos y publicaciones de terceros accesibles desde su página web, la cual corresponde exclusivamente a sus autores. 


CEA

+QRenting

A %d blogueros les gusta esto: